Estructura del Currículum Vitae y aspectos a tener en cuenta


Esto significa que a lo mejor debes modificar tu Curriculum dependiendo del puesto de trabajo al que te presentes. Cómo estructurar tu Curriculum Vitae



El currículum ha de personalizarse para cada puesto específico. No obstante, cuando la persona busca su primer empleo, el currículum puede ser el mismo, puesto que lo que desea es adquirir experiencia.
La presentación del currículum debe ser lo más perfecta posible: escrito en ordenador, sin faltas de ortografía y originales o que lo parezcan.
Debe ser breve y conciso: resume tu historial en una o dos páginas.
El currículum vitae consta de varias partes:

Encabezamiento:
"Currículum Vitae"


Datos personales:
Nombre y apellidos
Lugar y fecha de nacimiento
Estado civil
Dirección
Teléfono de contacto, fax y correo electrónico


Indica lo básico, mejor no extenderse en aspectos muy "personales". Es importante la edad y, por supuesto, el teléfono en el que estés localizable. Puedes obviar tu estado civil, porque no es importante, y si no se requiere y no posees carnet de conducir ni coche no lo reflejes. Si tienes ambos o sólo carnet de conducir ponlo.

Formación:
Formación académica:
Estudios y títulación obtenida
Centro, localidad y fechas de estudios
Formación extraacadémica o complementaria:
Nombre de los cursos realizados; de los centros que los impartieron y fechas.


Además de los estudios universitarios, refleja también los cursos o seminarios que hayas podido realizar y que tengan relación con el puesto al que accedes. Este tipo de cursos se pueden incluir en un apartado aparte llamado Formación complementaria.

Si tienes estudios de Formación Profesional indícalo, al igual que si has realizado estudios, o parte de los mismos, en el extranjero.

Normalmente se debe indicar la fecha de comienzo y finalización de los estudios pero si ha habido "irregularidades", escribe sólo el año que conseguiste el título.

Experiencia profesional:
Nombre y actividad de la empresa
Fecha y funciones realizadas (destacar aquéllas que tengan relación con las de puesto en selección)
(Si no se tiene experiencia profesional, indicar prácticas realizadas con la misma información)


Si el último puesto donde se trabajó, es importante, relevante y atractivo, es mejor ponerlo el primero dentro del historial profesional. En cambio, si tus primeros puestos fueron los más destacados, sería preferible, indicar el historial en orden inverso. En cada puesto, indica la empresa, las fechas durante las que trabajó, y las funciones realizadas.

Si no has trabajado nunca, indica las actividades que has realizado durante sus estudios: camarero, vendedor, entrenador, es decir, todas aquellas actividades que puedan describir tu personalidad y que por supuesto, guíen al empleador para hacerse una idea del candidato.

Si has realizado periodos de prácticas hazlo constar con la misma estructura que la experiencia profesional.

Idiomas:
Cuáles y qué nivel se tiene de ellos, oral y escrito (indicar títulos, si se tienen)


Informática:
Programas, aplicaciones, etc.: procesador de textos, hojas de cálculo, bases de datos, Internet, etc.


Otros datos de interés:
Actividades complementarias, aficiones, pertenencia a clubs o asociaciones, etc.

 


El currículum tiene que tener un orden. Recuerda que en un proceso de selección puede llegar a haber cientos de currículum y una estructura incomprensible puede hacer que pase desapercibido. Los seleccionadores no se pueden parar a organizar los datos de los currículum, funcionan casi a golpe de vista.

Así que ten en cuenta:

Cuando se tiene poca experiencia profesional, el currículum no debe exceder las 2 páginas a doble espacio y por una cara..
Las fechas deben tener el mismo formato a lo largo de todo el currículum.
El tipo de letra debe ser el mismo.
Deja claros los títulos de las secciones: datos personales, formación académica, experiencia laboral, informática e idiomas.

Curriculum vitae Curriculum vitae modelo

 




Trabajos Ofertas